ESTAR BIEN PUEDE SER DIFÍCIL

NOSOTROS QUEREMOS HACÉRTELO FÁCIL


Si aún no se encuentra registrado puede hacerlo desde aquí Regístrate
Blog Single

Mejora tu comunicación y evita malentendidos en la oficina

Blog Single

"Más rápido cae un hablador que un cojo", reza un antiguo refrán. Esto nos hace reflexionar sobre la importancia de lo que sale de nuestras bocas, ya que a veces decimos cosas que por no estar bien expresadas hacen que fracasemos en nuestro intento por entendernos con quienes nos rodean. Por eso, con el objetivo de que te lleves mejor con los demás te compartimos una lista de 12 palabras que podrían haberte jugado en contra todos estos años.

 

#1. “De hecho, es todo lo contrario…”

No seas esa persona que corrige a todos en la oficina. Por supuesto que todo el mundo comete errores, y en tu trabajo habrá ocasiones en las que tengas que limpiar el desorden de los demás, pero cuando corrijas a alguien hazlo con sutilieza.

 

#2. "Pero..."

Uno de los problemas con la palabra “pero” es que hace que la formulación de tu oración sea sumamente obvia y suele hacer que la gente se olvide de lo que dijiste antes. Por ejemplo, cuando dices “Me gusta como hiciste esto pero…” la gente sólo esperará escuchar lo que no te gustó, en lugar de fijarse en la parte que sí te gustó. Reemplaza "pero" por "y" y así conectarás ambas ideas para que ambas sean recordadas.

 

 

#3. "Asumo..."

Si dices que estás asumiendo algo lo que realmente estás admitiendo es que no te tomaste ni 5 segundos para escuchar a los demás. 

 

#4. "Es culpa de..."

Si estás hablando de buscar culpables, estás perdiendo… a tus compañeros no les importa de quién haya sido la culpa, lo único que quieren es que las cosas funcionen. 

 

#5. "Honestamente..."

Si tienes que decir “honestamente” antes de expresar un punto de vista, estás haciendo algo mal. Si siempre dices lo que piensas no tendrás que aclarar cuándo estás siendo honesto y cuando no.

 

 

#6. "OK"

Cuando recibes un mensaje que solo dice OK sabes con absoluta certeza que la persona en el otro lado de la línea está furiosa contigo, o por lo menos molesta por algo. Así que, cuando alguien en el trabajo te pide algo y tú únicamente respondes con OK estás enviando vibras negativas y poco productivas. OK no ayuda a resolver nada.

 

#7. "Tipo que..."

Todos usamos palabras de relleno, algunos dicen “mmm”, otros “tipo que”, pero cualquiera que sea tu muletilla, entrénate para no usarla y hablar de manera más concisa. La gente lo apreciará.

 

#8. "Yo necesito..."

Cuando estás negociando algo que quieres, no le digas a la gente que lo necesitas. Mejor demuestra por qué a la otra parte le conviene dártelo. Por ejemplo, si quieres un aumento, habla sobre tus logros y no sobre lo mucho que tienes que pagar de alquiler.

 

#9. "Deberías..."

Ya sea que estás hablando de algo que tú deberías haber hecho, o le estás diciendo a tus compañeros lo que deberían hacer. Ninguna de esas opciones te va a hacer ganar amigos.

 

 

#10. "Intentaré hacerlo"

Si sabes que no tendrás tiempo para hacer algo, se vale decir que no, de hecho, es algo bueno. Pero decir que lo vas a intentar suena a que no estás dispuesto a completar la tarea.

 

#11. "No es justo"

Todos sabemos que la vida no es justa, y por lo general, la única razón por la que usamos la frase “no es justo” es para quejarnos de algo. Pero quejarte rara vez sirve para algo, así que es mucho más productivo aceptar las cosas o explicar claramente por qué mereces algo mejor.

 

#12. "Lo que sea"

Nadie quiere escuchar “lo que sea”, te hace sonar grosero y rudo. Incluso cuando estás tratando de ser conciliador “lo que sea que funcione mejor para ti”, el “lo que sea” puede ser contraproducente. Lo más probable es que sí tengas una preferencia y está bien darle valor a tu propio tiempo.

 

Muchos pasamos al día más tiempo en la oficina que en casa por eso es importante que la comunicación con las personas con las que compartimos 8 o más horas sea la más óptima. No se trata de que sean amigos pero sí profesionales que saben trabajar juntos.

 

Fuente: Gestion.pe

 

 

2.5 | 3

    Comentarios