ESTAR BIEN PUEDE SER DIFÍCIL

NOSOTROS QUEREMOS HACÉRTELO FÁCIL


Si aún no se encuentra registrado puede hacerlo desde aquí Regístrate
Blog Single

8 snacks saludables para comer de noche

Blog Single

Fuiste firme todo el día y te alimentaste adecuadamente sin caer en tentaciones entre comidas. Pero llegó la noche y el apetito volvió con fuerza. ¿Qué snacks podemos comer cuando ya regresamos a casa y faltan pocas horas para ir a la cama? Aquí te presentamos ocho buenas y sanas opciones para que no sueñes con el refrigerador mientras te suena la barriga.

1. Chocolate oscuro o dark

Suele ser visto como un alimento prohibido, pero no todos los chocolates son iguales. Al chocolate negro o dark le falta el azúcar de aquel tradicional. En su lugar, brinda antioxidantes que han demostrado reducir la presión arterial, mejorar la sensibilidad a la insulina, combatir la inflamación y mejorar tu estado de ánimo. Una onza de chocolate negro por la noche es suficiente y debe tener como mínimo un 70% de cacao.

2. Crema de coco y mango

¿A quién no le gustan los postres fríos y cremosos? Por desgracia, la mayoría de ellos sólo pueden comprarse congelados en las tiendas y están llenos de calorías y azúcar. Lo ideal es prepararlo con pulpa de mango congelada y leche de coco, te aseguramos que será la delicia de tus noches. Si eres vegetariano, puedes usar un polvo de proteínas vegetarianas como el cáñamo, arroz o guisantes. Calorías: 171.

3. Helado de fresa y plátano

Una gran alternativa al helado tradicional lleno de calorías es hacer un preparado casero con plátanos congelados, cuyo puré proporciona una consistencia similar al helado sin azúcares y grasas. Pica dos plátanos muy maduros y una taza de fresas. Congélalos y, una vez duritos, mezcla ambas frutas en un procesador de alimentos hasta alcanzar la consistencia del helado.

4. Pistachos con cáscaras

Son una excelente merienda durante la noche si se comen lentamente, pues retirar la cáscara toma más tiempo. Además, contienen fibra, biotina, vitamina B6, tiamina, ácido fólico, grasas insaturadas y esteroles de plantas, lo que los hace muy nutritivos y satisfactorios. Si estás buscando algo más, puedes añadirle queso de cabra o una fruta como las frambuesas.

5. Leche de soya y miel

La miel es conocida como una ayuda para dormir, por lo que es una buena opción de aperitivo nocturno si sufres de insomnio. Ahora bien, también aumenta ligeramente el contenido de azúcar de cualquier merienda. Felizmente, dicho exceso se digiere fácilmente y puede estimular las hormonas que conducen a la formación de serotonina, haciendo que tu bebida caliente te ayude a descansar plácidamente.

6. Un milshake especial

Con el tipo adecuado de proteínas, puedes hacer batidos de leche espesa y cremosa sin calorías y grasas. La clave es agregar el polvo de proteína caseína que funciona como un espesante y que posee propiedades anti-catabólicas, es decir, ayuda a prevenir la degradación muscular excesiva después de un entrenamiento intenso. Calorías: 307.

7. Arándanos congelados

La dulce frialdad de los arándanos congelados es refrescante al final del día. Poseen igual número de antioxidantes de alta potencia a los frescos pues han sido congelados rápidamente en su madurez máxima. Ello mantiene sus nutrientes al tope, es decir, seguirá mejorando la función cerebral y la salud del corazón. Si te provoca, puedes añadir un poco de yogurt griego.

8. Las semillas de calabaza

Son un buen aperitivo nocturno, ya que una porción de semillas de calabaza contiene casi el 50% de la ingesta recomendada de magnesio, mineral esencial para el cuerpo y, en especial, para la relajación. El ligero sabor salado de las semillas de calabaza tostadas engañará ese antojo por papas fritas.

1.1 | 841

    Comentarios